Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies que facilitan la navegación, el registro y la recogida de datos estadísticos.
Al proseguir la navegación con cookies activas está accediendo a su uso.
La información almacenada en las cookies es utilizada exclusivamente por Regar. Leer más

Entendido

Los sistemas de garantías en una economía globalizada: mitos y realidades.

ARTICULO

Existen ideas preconcebidas y distorsionadas sobre los instrumentos de apoyo al crédito de las pyme´s, especialmente de las garantías, en los diferentes países desarrollados.LOS SISTEMAS DE GARANTIAS EN UNA ECONOMIA GLOBALIZADA: MITOS Y REALIDADES 
Existen ideas preconcebidas y distorsionadas sobre los instrumentos de apoyo al crédito de las pyme´s, especialmente de las garantías, en los diferentes países desarrollados. Una de ellas es la de presentar el capital riesgo como el principal motor de crecimiento de las economías mas desarrolladas. Otro es que el papel de los créditos financieros respaldados por los sistemas de garantías pertenecen a tiempos pasados. Este articulo cuestionará algunos hechos sobre estos temas.

 
1. Resolver la cuesti�n del acceso al cr�dito a trav�s del apoyo de sistemas de garant�a es una necesidad mundial. 

En una publicaci�n de Noviembre del a�o 2001, "Eurochambres" pone en evidencia que, en el continente europeo, una tercera parte de las empresas reconocen que alguna vez les han denegado un cr�dito bancario, sobre todo por no disponer de garant�as. 

Las encuestas del "European Bussiness Panel" expresaban la opini�n que el 96% de las empresas esperaban, tanto de sus gobiernos como de la Uni�n Europea, mas esfuerzos para favorecer su crecimiento. Con esa finalidad, ponen de manifiesto la necesidad de facilitar el acceso al cr�dito de las microempresas y de las micros. peque�as y medianas empresas a trav�s de los sistemas de garant�as. 

Los c�lculos del Banco Mundial de 1994 indicaban que la incapacidad de poder utilizar las garant�as para financiar las empresas reduc�a en casi un dos por ciento el PIB anual. Muy recientemente, el Banco Mundial afirmaba todav�a que el 80% la demanda de cr�dito en el mundo estaba sin satisfacer. 

2. Los sistemas de garant�a son mundiales y permanentes. 

Los sistemas m�s antiguos han nacido en Europa hace mas de 85 a�os bajo formas asociativas. Desde el final de la II Guerra Mundial, el reto de la reconstrucci�n se ha llevado a cabo gracias a la creaci�n de instrumentos de garant�a privados o p�blicos, as� como por el establecimiento de sistemas de contra-garant�as que establecen y concretan la colaboraci�n y en cooperaci�n de los sistemas p�blicos y privados. Espa�a y Portugal han preparado su adhesi�n al gran mercado com�n europeo creando y fortaleciendo las sociedades de garant�a y cuidando mucho de capacitar sus actuaciones. 

Estos mismos pasos siguieron los pa�ses candidatos (Hungr�a, la Rep. Checa, etc.) a principios de los 90. Al 31 de Diciembre de 2001, las estad�sticas recogidas por la Asociaci�n Europea de Cauci�n Mutua (AECM) de sus miembros revelaban que 2.070.000 empresas hab�an recurrido a los sistemas de garant�a. Estos sostenian o garantizaban unos riesgos vivos por 23.846.988.000 ? de garantias contra 2.587.733.000 ? de fondos propios responsables. Una visi�n completa de la situaci�n en Europa deber�a contemplarse tambi�n desde la perspectiva de otros sistemas de garant�as fuertes. 

No es menos importante resaltar el desarrollo de los programas de prestamos garantizados en los EEUU. La Small Bussiness Administration (SBA) garantiza anualmente 12.000.000.000 $. Este programa tiene tasas de insolvencia que oscilan entre el 4 y el 10% al a�o asumidas por los recursos de la propia Reserva Federal de los EEUU. Al d�a de hoy, los riesgos de los prestamos garantizados alcanzan unos 45.000.000.000 $ y los beneficiarios son unas 550.000 micros, peque�a y medianas empresas de los EEUU. 

En Jap�n, mas de 2 millones de peque�as y medianas empresas (30% del universo japon�s) se benefician del apoyo de las Sociedades de Garant�a (CGC�S) en las que los riesgos vivos llegan a 400.000.000.000 $ en garant�as. Este sistema se caracteriza por un funcionamiento a dos niveles: en la base, 52 sociedades de garant�a de cr�dito, que son sociedades corporativas de base local y arriba, una sociedad publica nacional reaseguradora, la JASMEC, que reasegura del 70 al 80% de los compromisos de garant�as. 

Estas cifras nos permiten sacar dos conclusiones: 

- Por su permanencia en el tiempo y su gran difusi�n en el espacio, el sistema de garant�as aporta la prueba de que no es un epi-fen�meno, sino un guardi�n o peon estable del tablero financiero. 

- El hecho de que predominen sistemas de garant�as muy potentes en los pa�ses llamados de "liberalismo avanzado" y de "capital riesgo extendido" no es una simple paradoja. No se puede enmascarar esta situaci�n so pena de sacar conclusiones que nos conduzcan a pol�ticas menos adaptadas a las necesidades reales. Estas primeras conclusiones otorgar�an un nivel elitista o de privilegio a las t�cnicas de capital riesgo y en cons
 
AECM: Pablo Pombo - Andre Douette