Política de Cookies

Este sitio web utiliza cookies que facilitan la navegación, el registro y la recogida de datos estadísticos.
Al proseguir la navegación con cookies activas está accediendo a su uso.
La información almacenada en las cookies es utilizada exclusivamente por Regar. Leer más

Entendido

El BCE fija el modelo de provisiones para los nuevos créditos morosos

El Banco Central Europeo BCE ha publicado una guía sobre préstamos dudosos

El sistema, no vinculante, determina que los saldos sin garantía tendrán que estar cubiertos al 100% a los dos años. El plazo será de siete años para los préstamos con garantía.

El Banco Central Europeo (BCE) ha establecido hoy las provisiones prudenciales que espera que creen los bancos para cubrir los préstamos dudosos nuevos.
El BCE informó hoy de que "las expectativas sirven como punto de partida para el diálogo supervisor" y no tienen carácter vinculante para las entidades de crédito que supervisa directamente.

Estas expectativas complementan las orientaciones cualitativas sobre préstamos dudosos publicadas el 20 de marzo de 2017 y se refiere a los préstamos clasificados como préstamos dudosos según la definición de la Autoridad Bancaria Europea a partir del 1 de abril de 2018."Durante el diálogo supervisor, el BCE discutirá con las entidades cualquier divergencia respecto de las expectativas sobre provisiones prudenciales del apéndice", añade la entidad.Tras este diálogo y teniendo en cuenta la situación de cada entidad, la Supervisión Bancaria del BCE decidirá, caso por caso, qué medidas supervisoras es apropiado aplicar, si lo fuera.El resultado de este diálogo se incorporará por primera vez al proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) en 2021.

"Hasta entonces las entidades tendrán tiempo para prepararse y revisar sus políticas y criterios de concesión de créditos a fin de reducir la producción de préstamos dudosos nuevos, especialmente ahora que la situación económica es benigna", añade el BCE.Las expectativas del BCE complementan cualquier futura legislación de la Unión Europea (UE) basada en la propuesta formulada por la Comisión Europea (CE) para reducir los préstamos dudosos en el marco de las reglas del Pilar 1.

La propuesta de la CE de introducir un nivel mínimo de provisiones prudenciales se concibe como un requisito obligatorio aplicable a todas las entidades de crédito.